07 Mayo del 2019 a las 14:42 pm

Mar brava: ¿cuáles son las olas más temibles del Perú y el mundo?

No son creadas por Aquaman. Existen, y los tablistas las retan cual Ulises contra Poseidón. Incluso hay competencias para desafiarlas en varias playas del mundo. Pero empecemos por casa. En nuestro litoral, las olas más buscadas son las de Peñascal, Punta Rocas y Pico Alto, ubicadas en los distritos de San Bartolo, Punta Negra y Punta Hermosa, respectivamente.

La de Pico Alto ha llegado a los 8 m. “Me ha hecho ver estrellas”, confiesa el ex campeón nacional Álvaro Malpartida. Por su parte, Daniella Rosas (17), cuenta que la corrió por primera vez a los 13 años. “Demanda mucho psicológica y físicamente. Es como tener un edificio al frente. Una vez estuve en la zona de impacto, remé un poco en la tabla y esperé. Tras sufrir un revolcón, me masacraron más de cinco olas”, recuerda.

Otras olas bestiales están en Hawái. La de la playa Banzai Pipeline nace en la costa norte de la isla de O’ahu; y la conocida como Jaws, en la isla de Maui. Pueden tener de 4 m a 18 m de alto. Malpartida ha trepado la Jaws en 4 temporadas. “Es poderosa y muy tubular. Me ha regalado mis peores caídas y revolcones. Pero si hablamos de olas tubulares gigantes, la de [la localidad de] Puerto Escondido en México es una fiera”, asegura. ¿Su altura máxima? 30 m.

Ahora bien, hay una que Álvaro califica de perfecta: la de Mavericks, en California.

Viene de una distancia de 1.600 km a 50 km/h y alcanza los 18 m. Sin embargo, “las más bravas” para él son la de Cloudbreak (Fiji), que el año pasado llegó a los 28 m, y la de Nazaré, en Portugal (hasta 30 m). Esta última es para el peruano su “supermeta”. El 2018, la brasileña Maya Gabeira pasó al récord Guinness por surfear una ola de 20,72 m en Nazaré. Fue la primera mujer en lograrlo. Este año, Mattel hizo una Barbie en su honor.

 

Temas Relacionados :