05 Enero del 2018 a las 20:17 pm

Cómo hallaron el número primo más grande recién descubierto

El número conocido como M77232917 tiene más de 23 millones de dígitos y fue hallado tras más de 14 años de intentos.

Para los amantes de las matemáticas, es un evento formidable.

Tras 14 años de intentos, un ingeniero en Estados Unidos descubrió el número primo más grande del que se tenga noticia.

Conocido simplemente como M77232917, el número tiene más de 23 millones de dígitos (casi un millón más que el récord anterior alcanzado en 2016).

La cifra fue obtenida elevando el número dos a la 77.232.917 potencia y restándole uno.

Los números primos, descubiertos hace más de 2.000 años por el matemático y geómetra griego Euclides, son aquellos mayores que uno, y que solo son divisibles por sí mismos y por uno.

Pero el primo hallado por la computadora de Johanathan Pace el 26 de diciembre no es uno cualquiera: pertenece a la familia de los llamados números primos de Mersenne, de los que hasta ahora se conocen 50.

Estos, bautizados en honor a un monje francés que detalló su fórmula hace 350 años, se definen con la ecuación N= 2n-1, donde N y n son también números primos.

Premio

El número M77232917 fue obtenido por la computadora de Pace, quien forma parte del grupo GIMPS, siglas en inglés de "Gran búsqueda de números primos de Mersenne por internet", en que voluntarios utilizan programas gratuitos para buscar números primos de Mersenne en sus ordenadores.

Para encontrarlo su procesador demoró seis días de cálculo continuo.

Y una vez encontrado, otros cuatro ordenadores corroboraron el resultado.

Cualquiera puede buscar un número primo si se descarga un programa y pone su computadora a trabajar.

Al afortunado que lo encuentre no solo se le atribuye el descubrimiento sino que también se le entrega un premio en efectivo.

En el caso de Pace fueron US$3.000.

Usos prácticos

Puede que a estas altura te estés preguntando para qué sirven estos números.

Los primos tienen muchas aplicaciones.

Se usan desde para encriptar información delicada hasta para crear secuencias aleatorias utilizadas como efectos especiales en el cine.

Sin embargo, la cifra recién encontrada es tan extensa que por el momento no tiene ninguna aplicación práctica.

Temas Relacionados :