15
Febrero

Un estudio publicado en la revista americana Journal of Investigate Dermatology parece añadirle una raya más al tigre. De acuerdo al medio, el humo tóxico emanado por los autos puede producir manchas en la cara.

Esta afirmación fue resultado un estudio realizado a 1500 mujeres de Alemania y China de grandes urbes que poseen un elevado nivel de Nitrógeno de Oxigeno (NO2). En ellas, se observó que era común que aparecieran manchas conocidas como “lentígenes” en el rostro de las damas que superaran los 50 años.

Cabe resaltar que el No2 no es un gas exclusivamente emanado por lo autos. Sin embargo, estos son un gran problema. Hasta el momento, se ha considerado que las manchas son benignas, pero deberá hacerse más investigaciones para descartar sean precancerosas.