04
Marzo

Bien sabemos que “todo tiene su final, nada dura para siempre”, como la vida de nuestros neumáticos, los cuales especifican su tiempo de duración según fabricante y dependiendo mucho también de los cuidados y los usos que les demos, sin embargo, llegará el momento de reemplazarlos.

En este caso, tienen muchas posibilidades, porque pueden cambiar todas sus llantas por unas de diferente tamaño, claro, sin afectar la altura y teniendo en cuenta que no roce con la carrocería. De mejor calidad, o incluso unas adecuadas a su tipo de conducción o al tipo de terreno sobre el cual conduzca habitualmente.

Si quiere demorar por mayor tiempo este proceso de cambio, no olvide revisar sus llantas con regularidad y asegurarse que tienen la presión de aire adecuada, por lo que uno de sus mejores aliados para lograr una larga vida de sus llantas puede ser un calibrador de aire portátil.