29
Enero

La idea no es nueva, la aplicación sí. El concepto de utilizar cámaras en lugar de espejos retrovisores ya ha sido manejado por varias marcas a nivel mundial. Inclusive Volkswagen tuvo que trabajar mucho para que le permitieran la homologación de su auto sin espejos retrovisores.

espejo

Así, esta tecnología vuelve a los prototipos y esta vez se alojó en un BMW. Este modelo fue presentado en el CES de Las Vegas y fue denominado “BMW i8 Mirrorless”. Un prototipo que elimina los retrovisores exteriores y en su lugar coloca dos cámaras que mejoran el diseño aerodinámico.

Ambas cámaras transmiten las imágenes capturadas al instante a una pantalla ubicada en el retrovisor interior. Además, cuenta con una tercera cámara ubicada en la parte posterior del auto que permite superponer las tres imágenes, creando así una vista panorámica de lo que sucede detrás del bólido. Asimismo, esta pantalla también alerta sobre la proximidad de autos u objetos en los alrededores gracias al trabajo conjunto realizado con el sistema de sensores.

Con esta tecnología se busca mejorar elevar la seguridad del piloto al eliminar los puntos ciegos.