09
Julio

Llega julio, agosto y los viajes por carretera aumentan en todo el Perú. Antes de subirnos al auto, solemos calcular la gasolina que vamos echar para llegar a nuestro destino y, en consecuencia, el dinero que gastaremos en repostar (Llenar de nuevo un depósito de combustible o reponer provisiones)

Así pues, existen algunas maneras de ahorrar en gasolina para el auto. Hoy te daremos los consejos necesarios para que gastes lo mínimo en los viajes que vayas a hacer.

  1. Antes de salir de viaje, busca las gasolineras más baratas. De entre las numerosas estaciones de servicio que habrá en tu trayecto, unas tendrán el costo del galón de combustible más bajo que otras.

  2. Cuanto menos peso lleves en tu coche, menos gasolina gastarás en tu viaje. Así que lleva en el maletero lo indispensable y ahorra en espacio y en dinero.

  3. Las ventanas abiertas hacen que el avance del coche sea más costoso. En cuanto al aire acondicionado, si lo activas por debajo de la temperatura de confort (entre 21 y 23ºC), también penalizará el consumo.

  4. Debes conducir de una manera tranquila, sin acelerones bruscos ni frenadas fuertes, pues ese tipo de acciones hacen consumirse la gasolina con más rapidez.

  5. Para ahorrar más, utiliza la primera marcha lo menos posible. Ayuda muchísimo al ahorro de gasolina usar marchas más largas y a revoluciones bajas. Además, siempre que puedas, en la ciudad utiliza la cuarta y la quinta marcha.

  6. Apaga el motor cuando veas que una parada se va a alargar más de la cuenta. Si ves que el coche va a permanecer parado más de un minuto, es mejor que cierres el motor para que no gaste gasolina mientras no usas tu coche.

  7. Algunos coches tienen la tapa del tanque de combustible estropeada y no hace bien su labor, lo que puede causar la evaporación de la gasolina, una pérdida absurda. ¡Revísalo!

  8. En cuanto a la velocidad, ir a 140 km/h consume entre un 14% y un 16% más que ir a 100km/h, así que puedes 'matar dos pájaros de un tiro': ahorras en gasolina y además vas con más seguridad al volante.

  9. Cuando bajes pendientes, levanta el pie del acelerador y mantén la velocidad con la inercia de la propia cuesta para ahorrarte ese pequeño gasto. Sin embargo, no tienes que ponerte en punto muerto, ya que es peligroso y el coche ni siquiera consumirá menos.

  10. Una vez en la gasolinera, al llenar el tanque de tu coche, no aprietes la manilla de la manguera al máximo. Si la gasolina se echa de la manera más lenta, se creará menos vapor y la mayor parte del vertido se convierte en un lleno eficaz. Esto se debe a que al apretar la manilla al máximo, cierto porcentaje del líquido que entra en el depósito se transforma en vapor y vuelve por la manguera del surtidor.